Entre 1718 y 1720, Antonio Vivaldi escribió cuatro conciertos para violín con nombre de las estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Fueron publicados en 1725 en el libro Il cimento dell'armonia e dell'inventione.

Estos conciertos de tres movimientos usan la estructura del concierto grosso barroco (gran concierto) donde un grupo de solistas (concertino) alterna con la orquesta completa (ripieno o tutti) sobre un bajo continuo.

Vivaldi asocia cada uno de estos conciertos a un soneto. En el caso de La primavera, el soneto describe la llegada de la estación con el canto de los pájaros y las fiestas que celebran su llegada. Al analizar el concierto, veremos como Vivaldi usa diferentes recursos musicales para representar el texto.

I. Allegro

Llegó la primavera y festejándolo

La saludan los pájaros con alegre canto,

Y las fuentes con el soplo de los cefirillos

Con dulce murmullo discurren entretanto:

Vienen cubriendo el aire con negro manto,

rayos, y truenos, elegidos para anunciarla

Callando así estos, los pajarillos;

Vuelven otra vez a su canoro encanto.

II. Largo

Y así, sobre el florido y ameno prado,

Al caro murmurar de bosques y plantas

Duerme el cabrero con el fiel can al lado.

III. Danza Pastorale

De la pastoral zanfoña al son festejante

Danzan ninfas y pastores en el techo amado

A la brillante llegada de la primavera.

Traducción cortesía de Wikipedia. Vea versión original.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. José Rodríguez Alvira.
Publicado por teoria.com


  

Buscar   •    ¡Escríbanos!