Entre 1718 y 1720, Antonio Vivaldi escribió cuatro conciertos para violín con nombre de las estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Fueron publicados en 1725 en el libro Il cimento dell'armonia e dell'inventione.

Estos conciertos de tres movimientos usan la estructura del concierto grosso barroco (gran concierto) donde un grupo de solistas (concertino) alterna con la orquesta completa (ripieno o tutti) sobre un bajo continuo.

Vivaldi asocia cada uno de estos conciertos a un soneto. En el caso del Otoño, el soneto describe la celebración luego de la vendimia y una cacería. Al analizar el concierto, veremos como Vivaldi usa diferentes recursos armónicos para representar musicalmente el texto.

I. Allegro

Celebra el rústico, con bailes y cantos

La feliz vendimia y el alegre placer

Y del licor de Baco encendidos tantos,

Acaban con sueño su gozo.

II. Adagio molto

Hace cada uno saltos y bailes y cantos

El aire que templado da placer,

Y la estación que invita a tantos

De un dulcísimo sueño al bello gozo.

III. Allegro

Cazador que al alba sale a la caza

con cuernos, escopetas y jaurías salen fuera

Huye la fiera, y la rastrean;

Ya sorprendida, y agotada por el gran ruido

de escopetas y perros, herida amenaza,

Lánguida, con huir, pero abrumada muere.

Traducción cortesía de Wikipedia. Vea versión original.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. José Rodríguez Alvira.
Publicado por teoria.com


  

Buscar   •    ¡Escríbanos!