Dobles sujetos y contrasujetos o el laberinto de espejos

En los compases 59 a 62 aparece el sujeto en tenor y bajo con el contrasujeto en soprano y alto:

He aquí las inversiones usadas entre las diferentes voces en este pasaje:

Voces Inversión
Bajo y alto décima
Bajo y soprano duodécima
Tenor y alto octava
Tenor y soprano décima

Los compases 69 a 72 son similares pero con las voces organizadas de forma diferente y en la tonalidad de sol menor. En este pasaje la soprano y tenor exponen el sujeto (algo incompleto en el tenor) mientras el alto y bajo presentan el contrasujeto. Las inversiones de inversiones (el laberinto de espejos) de Bach llegan a su punto culminante:

¿Cómo debemos ver este pasaje? ¿Cómo una inversión de la inversión precedente? En ese caso las voces se intercambian de esta forma:

Voces en compás 59 Voces en compás 69
bajo pasa al tenor
tenor pasa a la soprano
alto pasa al bajo
soprano pasa al alto

Por lo tanto a las inversiones que vimos en el compás 59 al aplicarle una segunda inversión a la octava dan como resultado dos ejemplos adicionales de inversión a la decimotercera:

Voces en compás 59 Inversión Pasan en el compás 69 a Segunda inversión Inversión resultante
bajo y alto décima tenor y bajo octava decimotercera
tenor y alto octava soprano y bajo octava octava
tenor y soprano décima soprano y alto octava decimotercera

Podemos también verlo de la siguiente forma. El bajo y la soprano del compás 69 son exactamente iguales al compás 9 (segundo sujeto en la exposición):

El tenor y alto del compás 69 son la inversión a la duodécima de estas voces y se acoplan perfectamente a ellas:

O más sencillamente, la voz del bajo es doblada a la tercera por el alto mientras la soprano dobla de igual forma al tenor. El laberinto de espejos parece traernos de vuelta al principio. Dejemos de buscar, arriesgamos perdernos en el laberinto...

©2011 José Rodríguez Alvira. Publicado por teoria.com


Twittear  Seguir a @teoriaEsp  
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!