Inversión a la décima en la fuga BWV 885

Una vez concluye la presentación del sujeto y contrasujeto invertidos a la duodécima, Bach vuelve a presentarlos pero esta vez invertidos a la décima en las voces de alto y soprano:

Comparando este pasaje con los compases 5 y 6 vemos que la forma en que invierten los intervalos es resultado de una inversión a la décima:

He aquí la tabla de inversión a la décima. Vemos que las sextas invierten en quintas, las terceras en octavas y las octavas en terceras:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
10 9
8 7 6 5 4 3 2 1

©2011 José Rodríguez Alvira. Publicado por teoria.com


    
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!