Este fenómeno es conocido desde hace varios siglos. El violinista italiano Giuseppe Tartini (1692-1770) hablaba del terzo suono o tercer sonido que podía generarse a partir de 2 sonidos con el efecto práctico de ayudar en la afinación. Una tercera mayor está perfectamente afinada si genera una nota dos octavas más baja que la nota grave. Cualquier variación en la afinación de la nota superior se reflejará en la frecuencia de este tercer sonido:

Los constructores de órganos aprovechan este fenómeno para generar notas graves sin la necesidad de construir inmensos tubos y a la vez reducir el número de tubos necesarios. Dos tubos afinados a una quinta justa, generan un sonido una octava más baja que la del tubo más grave.

El que nuestro sistema auditivo sea capaz de recrear los armónicos graves a partir de los armónicos más agudos, explica porque podemos escuchar música en equipos de sonido con limitaciones para reproducir sonidos graves.

El sonido de Tartini

Para terminar, experimentemos con el efecto Tartini. Recomendamos el uso de audífonos. ¡Ajuste cuidadosamente el volumen para que no sea demasiado fuerte!

  1. Toque el sonido C4/C5.
  2. Añada el sonido G4, ¿escucha además del G4 un sonido más grave? Este es el tercer sonido de Tartini, es un C3 una octava más grave que el C4. Continúe al próximo paso aunque crea no escucharlo...
  3. Altere la afinación del sol usando los botones + y -. Notará las pulsaciones o batimientos que se producen una vez alteramos la afinación del sol. Si en el paso anterior no cree haber escuchado el C3, ahora puede comprobar que al cambiar la afinación del sol, cambia también la afinación un sonido más grave y que es este sonido el que aparenta producir el batimiento. Si no escucha el batimento al alterar la afinación, aumente gradualmente el volumen.

0 cents

100 cents es igual a un semitono.


El sol (G4) con que comenzamos está a una quinta justa de do (C4) y está afinado de acuerdo al tamaño de la quinta de la serie armónica: 260 x 1.5 = 390. La quinta del sistema de temperamento igual - de uso común en nuestros días - tiene 2 cents menos que la quinta acústica. Note la diferencia que hace este pequeño cambio en afinación.

Si le interesa saber porqué en el sistema de temperamento igual las quintas son más pequeñas, cliquee aquí para leer sobre la historia de los temperamentos musicales.


Referencias e información adicional:

© 2017 José Rodríguez Alvira. Publicado por teoria.com


Twittear  Seguir a @teoriaEsp  
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!