Las dominantes secundarias contribuyen a aumentar el interés armónico de una obra musical y podemos utilizarlas para variar patrones de acordes comúnmente utilizados tanto en obras clásicas como en el Jazz y la música popular. Veamos algunos ejemplos adicionales a los ya presentados, los cuales transformaremos usando dominantes secundarias...

Los tan utilizados acordes de ii7 - V7 - I7:

Substitución del II grado (Dm7) por una dominante secundaria (D7) del V grado:

Un ciclo de quintas que usa acordes de séptima menor (algunos con novenas):

Cada acorde ha sido transformado en dominante siguiente acorde:




    
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
J. Rodríguez Alvira