Sólo nos quedan dos grados por cubrir: el III y el VI grado. Estos son grados con funciones armónicas débiles o ambiguas. No por esto dejan de ser interesantes. En efecto, son muy útiles para dar variedad.

El VI grado puede en ocasiones tener función de tónica y en otras de subdominante ya que comparte dos notas con cada uno de estos acordes. Algo parecido sucede con el III grado que comparte dos notas con los acordes de tónica y dominante.

En la siguiente tabla pueden ver un esquema de las funciones descritas:

dominante     VII      
V          
          III ambigua
tónica I        
          VI
subdominante IV          
    II      



    
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
J. Rodríguez Alvira