En la siguiente animación presentamos los acordes de I - iio6 - V de la tonalidad de la menor y transformamos el acorde del segundo grado para convertirlo en un acorde de sexta napolitana. Con tan sólo alterar descendentemente medio tono cromático la fundamental del acorde de II grado (en este ejemplo el si se convierte en si bemol) obtenemos el acorde de sexta napolitana. Se le da el nombre de sexta porque el uso más común de este acorde es en primera inversión. En la armonía tradicional se usa el término sexta para indicar acordes en primera inversión.

Al alterar esta nota, se aumenta la tensión armónica fortaleciendo su función de subdominante y la resolución al acorde de dominante. La nota alterada se mueve generalmente en forma descendente por 3ra disminuida hacia la 3ra del acorde de dominante. Escuche ambos ejemplos a continuación:

El acorde de sexta napolitana muy a menudo es seguido del acorde de tónica en 2da inversión antes de resolver a la dominante:




    
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
J. Rodríguez Alvira