Ponle la clave... si puedes

Por Fidel Morales

Clave 6/8

Clave 6/8

En el libro Técnicas afrocubanas para batería y percusión hablo de los tipos de clave que con el tiempo he podido identificar.

Aunque algunas suenan muy parecidas, hay diferencias rítmicas entre ellas y la subdivisión de cada una juega un papel muy importante, definiendo notablemente la cadencia, forma de tocar, cantar, improvisar y de bailar de cada una.

Todas las claves pueden comenzar en dos direcciones y a esto se le ha denominado 3-2 o 2-3.

Clave de rumba

Clave de rumba

Desde la llegada de africanos a Cuba con sus religiones yoruba, bantú o carabalí, lograron conservar sus tradiciones y sobre todo su música e instrumentos. Los tamboreros consagrados u Omo alañas, y los percusionistas religiosos en general, tocaban principalmente en clave de 6/8 sus toques y cantos. La mayoría de estos toques y cantos han perdurado por tradición oral hasta nuestros días.

Los criollos descendientes de estos músicos crearon música festiva no religiosa como la rumba (yambú , guaguancó y columbia) o la conga, usando mayormente una clave más criolla, aunque también sincopada conocida como clave de rumba.

El son tiene su clave mas afincada, de subdivisón binaria y llegó a la capital desde la zona oriental, traído por los mambises durante la guerra de independencia.

Clave del son
(conocida como clave cubana o de salsa)

Clave del son

En la época del danzón los percusionistas usaron para este género la clave de son, acomodando los baqueteos que ejecutaban en la dirección en que se encontrara la clave en la pieza. La estructura del danzón es originaria de la forma rondó de la música clásica europea, por lo que en algunas partes de la pieza se “cruzaba” la dirección de la clave. Ellos cambiaban la dirección de los baqueteos para igualar el cambio de fraseo rítmico o se le agregaban compases a las piezas para mantener la dirección de la clave.

Soneros/rumberos como Arsenio Rodríguez o Ignacio Piñeiro eran de la tradición de mantener siempre la dirección de la clave sin cruzar las direcciones en sones y guarachas.

La denominación 3-2 y 2-3 surgió fuera de Cuba para ayudar a una mejor orientación e incluso para facilitar la ejecución. Los arreglistas de salsa ponen esta señal a principio de sus arreglos. También la señal puede aparecer a mitad del chart, si es que ocurre un “cruce” de clave en el tema, por ejemplo, la voz está en clave 3-2 y el montuno en 2-3. Los arreglos salseros se escriben en compás 2/2 y en Cuba se escribe mucho en 4/4, para mí sigue siendo la misma subdivisión binaria.

Una anécdota: En el año 1979, toqué oficialmente con la primera agrupación de mi vida, el grupo América Libre dirigido por un prolífico y creativo compositor de Banes, Erden Hernández. Tocábamos nueva trova con ritmos cubanos y suramericanos. El grupo fue invitado al Primer Festival Nacional de la Nueva Trova en Holguín y estando allí me presentaron a un señor alto, negro, con sobrero y un Tres en la mano. Venía vacilando con varios músicos que me dijeron: Éste es el “Guayabero”, Faustino Oramas. Ponle clave a lo que él toca… ¡si puedes! ¡Olvide eso!! Ese maestro era un genio de los tumbaos.

Estando con América Libre también tuve la suerte de alternar con el Septeto Nacional, cantando Carlos Embale, con Carlos Puebla, Sierra Maestra, Moncada, Mayohuacán, Nuestra América y otros grupos muy buenos.

Espero que los ejemplos -que están incluidos en mi libro- le ayuden al entendimiento de los diversos géneros y sus interpretaciones.

Fidel MoralesFidel Morales - baterista, percusionista, compositor, arreglista, autor y educador - acaba de publicar su primer libro Técnicas afrocubanas para batería y percusión.

Como el autor mismo explica: "Este trabajo es el resultado de muchos años de estudio de la música folclórica afrocubana y su gran variedad de géneros, combinado con mis estudios sobre música clásica, jazz y música contemporánea".

El objetivo de este libro es proveer a los bateristas y músicos interesados en el estudio de los ritmos afrocubanos los elementos técnicos necesarios para interpretar este estilo. En este libro Fidel explica elementos como la clave, los patrones, los rudimentos latinos, la independencia, el "3 contra 2" y los ostinatos, entre otros.

El maestro baterista Ignacio Berroa dio la bienvenida a esta publicación e indicó que es "un gran libro para bateristas que quieran mejorar sus destrezas de interdependencia y adentrarse en el mundo mágico de la música afrocubana".

Para conocer más acerca de Fidel Morales, favor visitar su página o su Fan Page en Facebook.

Lulu

© 2011 J. Rodríguez Alvira

¿Preguntas sobre teoría musical? Visite nuestra comunidad en Google+ y trataremos de contestarlas. Google Communities

Twittear Seguir a @teoriaEsp