Memorizando - Parte I

por Jamie Andreas (www.guitarprinciples.com)

Traducción al español de Alejandro Vaisberg

Tocar de memoria es una habilidad no sólo posible para todo músico, sino esencial para todo músico. Nunca siento que conocer o haber “internalizado” una pieza, hasta que la he tocado por algún tiempo de memoria. He escrito sobre la importancia de tener un Repertorio. Poder tocar de memoria realmente hace tu Repertorio (el grupo de piezas o canciones que puedas tocar bien) el tuyo propio; una sólida, confiable parte de ti mismo.

Siempre fue para mí bastante fácil memorizar piezas, y pensaba que todo el mundo podía hacerlo, hasta que mi experiencia en la enseñanza me enseñó otra cosa. A medida que empecé a estudiar el tema, gradualmente fui descubriendo las razones por las cuales me resultaba fácil, y a otros les resultaba difícil. Pude resumir esas razones en el orden siguiente:

  1. Practicaba más
  2. Prestaba más atención cuando practicaba
  3. Aislaba secciones y trabajaba en ellas separadamente
  4. A menudo tocaba “fragmentos” de memoria cuando practicaba, mientras miraba mis manos, una o la otra.

Después de un tiempo de trabajar en una pieza de esta manera, simplemente descubro que la puedo tocar de memoria, porque en muchas maneras ya estaba haciendo eso cuando practicaba.

¿Porque los estudiantes tienen problemas para memorizar música?

¡He notado que muchos estudiantes tienen una absoluta y temerosa dependencia sobre las notas escritas! Parece que se “agarran” a las notas con los ojos, mientras que sus dedos están desesperados por sacar las notas. Todo este modo de aproximación, y la actitud interna que la inicia es erróneo. El ejemplo más deslumbrante de esta temerosa actitud es una experiencia que tuve una vez, mirando tocar a un hombre mayor. Lo conocí después del concierto, y me dijo que había tocado toda su vida. No tocaba bien, y tenía increíble tensión, pero lo que realmente me impresionó fue este curioso fenómeno. Estaba tocando de memoria, (con muchos olvidos), ¡pero tenia sus ojos pegados al atril, donde tenía un pedazo de papel con sólo el nombre de las piezas que estaba tocando! No la música en sí, sino solamente los títulos! Era como una manta de seguridad para él mirar el papel mientras tocaba, mientras que, por supuesto, tendría que haber estado mirando sus manos.

He notado esta tendencia en muchos estudiantes, y estoy mencionando esto en primer lugar, ya que es la primera cuestión que debes enfrentar para desarrollar la habilidad de memorización. Si no lo has hecho todavía, tienes que superar el sentimiento que NECESITAS mirar las notas todo el tiempo. Nota que dije todo el tiempo. Por supuesto que debes mirar las notas un poco. Pero también debes no mirar las notas. Esta es la única manera que el oído, cerebro y dedos empezarán a formar la clase de conexiones que deben formar para tocar de memoria.

Después de determinar si no puedes avanzar por este miedo a tocar sin las notas enfrente tuyo, debes examinar otro asunto: la calidad de tu Atención cuando practicas. Creo firmemente que la atención es de lo que se trata todo cuando se trata de memorizar. La gente simplemente no sabe cuando está prestando atención, y cuando no, ¡porque no están prestando la suficiente atención para notar si están prestando atención en primer lugar! Yo paso una gran cantidad de tiempo cuando enseño para simplemente hacer notar a la gente que no están prestando atención a lo que hacen, o a lo que deberían estar haciendo. Muy a menudo, la clave para “lograr algo” es simplemente, REALMENTE prestar

ATENCIÓN.

Examínate a ti mismo mientras practicas. Si prestas mucha atención, notarás que hay algunos “canales” de atención trabajando en tu mente mientras practicas. Usualmente, uno de los canales es el “Crítico”, o sea ¡el que señala y magnifica cualquier dificultad que estas teniendo! Luego el Crítico envía las últimas noticias a esa otra parte de tu ser, el “Castigador”, que sube el volumen de su canal, así que lo escucharás mientras te recuerda que probablemente tu no tienes el talento para tocar lo que estas tratando de tocar. Y si esas dos voces no te agarran, el “Preocupador” seguramente lo haga, especialmente cuando sea la hora de tu gran solo, enfrente de una audiencia. En vez de enfocarte en lo que necesitas hacer, estarás enfocándote en cuánto miedo tienes y no podrás hacerlo. Creo que se llama “Profecía de la auto satisfacción”. Lo sé, ¡porque lo he hecho muchas veces!

¡Si quieres llegar a desarrollarte hasta los niveles más altos de tocar la guitarra, estos extra canales tendrán que desaparecer! Tendrás que permitirte a ti mismo el lujo de apagar estos canales, y usar la energía que usabas en mejores propósitos, como prestar atención a lo que debes hacer cuando practicas (Intención), y lo que actualmente haces (Atención).

La próxima, me referiré específicamente sobre las 3 clases de memoria que los músicos usan para memorizar una pieza de música. Muchos músicos lo hacen instintivamente, pero puede ser aprendido por cualquier persona, e incluso los músicos que lo hacen instintivamente pueden mejorar teniendo un entendimiento conciente de los procesos implicados.

Sin embargo, el tema de la Atención es primario para lo que nos interesa, y es por eso que quiero ir hacia ese tema en detalle en primer lugar. Haré un resumen sobre las cosas que puedes hacer desde este momento para mejorar a desarrollar la habilidad de tocar música de memoria.

Examínate a ti mismo cuando practicas para ver si estas trasmitiendo y escuchando esos “extra” canales, el Preocupador, el Crítico y el Castigador. Si es así, desenchufa el cable!

Toma la energía mental extra que ahora tienes a tu disposición, y enfócate en qué es lo que está pasando en el momento. Físicamente, sé conciente de dedos, manos, brazos y cuerpo. Mentalmente, ve notando todo, y PENSANDO. Pregúntate “¿Porqué esta pasando esto? ¿Qué puedo hacer al respecto? ¿Qué puedo hacer de forma diferente? Emocionalmente, sé conciente de tus sentimientos hacia la música. (¡Si no tienes ninguno, pregúntate que estás haciendo con una guitarra en tu regazo!).

Ahora, trata de tocar algo de esa música de memoria. Dos notas, tres notas, lo que sea. Hay tanta gente que dice “no puedo tocar de memoria”. No saben de lo que están hablando. Trata, sólo unas pocas notas, luego agrega algunas más. Cuando te encuentres trabado, ENTONCES mira a la música, y presta gran atención a lo que viene después. Dí las notas en voz alta, haz lo que sea que tienes que hacer para “meterlo en tu cerebro”, y luego trata de nuevo. Toca una vez mientras miras, luego sin mirar. Quédate repitiendo este proceso, y lo lograrás.

Si eres un músico que ya tocas de memoria, espero que no te encuentres anonadado y sintiendo como que he desperdiciado tu tiempo. Estoy escribiendo esto porque sé que hay muchos músicos en desarrollo que tienen problemas en esta área, y ¡quiero que sean tan buenos como el resto de nosotros! De todos modos, la próxima vez me referiré a algunos de los detalles de la mecánica de la memoria que será de gran uso inclusive para los músicos avanzados.

Para más información, visita: http://www.guitarprinciples.com.

¡Buena suerte!

(parte II)


Copyright 1999 by Jamie Andreas. All Rights Reserved.

Traducción al español de Alejandro Vaisberg